Llevo ya un tiempo con el estómago revuelto de oír y leer a los defensores del denominado “pin parental” en educación. Se han dicho tales despropósitos, que me he quedado perpleja, casi sin poder dar crédito, por descubrir que esa defensa de un proceder de negación, ocultamiento e intolerancia está tan arraigada en este país. 

Pero hace un par de días leí un artículo de Ramón Lobo en infoLibre y me sentí un poquito mejor. Y quiero compartirlo

“Quite las manos del clítoris de mi hija”

Aprovecho para recordaros que el próximo 6 de febrero es el DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA MUTILACIÓN FEMENINA

Cuando a Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española, en entrevista publicada en EL PAÍS SEMANAL, le preguntan qué palabra cree que se debería practicar más, responde

Reivindico la palabra “tolerancia”. Tolerancia es el valor que nos ha hecho libres desde que ha nacido el sistema constitucional. Lo que cambió de la Edad Media a la Edad Moderna, la utilización de grandes filósofos de una teorización de la tolerancia que recuperaba valores y ha servido de apoyo para lo mejor de los seres humanos y la democracia.

Nada que añadir.

Un saludo.

P. D.

Aunque se dice que nada hay tan doloroso como la lucidez, tampoco se sabe de mayor bien que el conocimiento

FRANCISCO LÓPEZ-SEIVANE